Trabajadores sindicalizados del ayuntamiento de Puebla acusaron que la presidenta municipal de PueblaClaudia Rivera Vivanco, planea hacer más de 80 nombramientos de base irregulares a familiares, operadores políticos, extorsionadores y aviadores pues no cumplen con los requisitos necesarios.

En rueda de prensa, Susana Vidal Romero, líder sindical y sus seguidores, señalaron que con la entrega de estos espacios también se pretende beneficiar a personas ligadas al dirigente sindical, Gonzalo Juárez Méndez y a Salvador Pérez Xilotl.

“Pretenden enquistar en la administración de Eduardo Rivera Pérez a primos cuñados tíos, vecinos y hasta a la segunda suegra de Gonzalo Juárez, con sueldos exageradamente altos y que le cuestan a los poblanos más de 9 millones de pesos anuales, además de los excesos y lujos de los cuales disfrutan gracias al desvío de recursos públicos”, expresaron.

Fabiola Osorio Muñoz, Guadalupe Pacheco Luna, Jessica Raquel Vivanco Castelán, Julio César Morales Huerta y Alejandro Juárez García son parte de los nombres que mencionaron los sindicalizados y que según ellos tienen sueldos superiores a los 20 mil pesos.

Opinaron que Rivera Vivanco planea hacer lo mismo que sus antecesores, José Antonio Gali Fayad y Luis Banck Serrato, al dejar a sus colaboradores más cercanos para desestabilizar a la nueva gestión que comienza el próximo 15 de octubre de este año.

Manifestaron que el hermano de González Juárez, Iván Andrés Suárez Méndez, seguiría en el archivo del departamento de nóminas de pago de la Secretaría de Administración y el secretario de acuerdos del Tribunal MunicipalAdrián Hernández Sucilla, permanecería en su mismo puesto.

En este último caso, recordaron que Hernández Sucilla llegó al cargo en la gestión de José Antonio Gali Fayad y lleva ahí casi ocho años, cuando sólo debería estar tres.

Los inconformes opinaron que el abuso que Andrés García Viveros y Gonzalo Juárez, fue tal que llegaron a ofrecer nombramientos de base a cambio de favores sexuales, según lo publicado por algunos medios de comunicación.

Este medio solicitó una postura al ayuntamiento de Puebla sobre las acusaciones, sin embargo, hasta la publicación de esta nota no hubo una respuesta.

A la par del desarrollo de la rueda de prensa en el zócalo, la presidenta municipal, Claudia Rivera, ensayaba su discurso de cara a su tercer informe de actividades, afuera del palacio municipal, rodeada de vallas, momento que aprovecharon algunos de los trabajadores para gritarle “ratera”.

Foto Agencia Enfoque