Estados Unidos reabrió parcialmente este sábado su cruce fronterizo en Del Río, Texas, tras la deportación masiva de miles de migrantes que estuvieron ahí por dos semanas.
 
En un comunicado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza anunció que las operaciones comerciales y de viaje se reanudarían a partir de las 4 de la tarde locales.
 
A la vez informó que el tráfico de transporte de carga se reactivará hasta el lunes en la mañana.
 
El cruce fronterizo fue cerrado el 17 de septiembre, luego de que arribaron unas 15 mil personas migrantes, principalmente provenientes de Haití, quienes instalaron un campamento en espera de obtener asilo.
 
La semana pasada Estados Unidos emprendido una deportación masiva y el campamento quedó desalojado por completo el viernes.