Unos 200 migrantes provenientes de Haití se dieron cita en las instalaciones de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) para realizar solicitudes de refugio en México.

Las personas migrantes buscan obtener visas de trabajo y permisos para permanecer legalmente en el país, señalando que sólo quieren encontrar un trabajo de lo que sea y un lugar para dormir, pues no pueden estar con niños en las calles.

Indicaron que, desde que salieron de Haití, han sido detenidos y otros tantos han sido deportados, por lo que pidieron apoyo para poder transitar libremente en México.

Asimismo, comentaron que algunas personas y organizaciones civiles se han acercado a ofrecerles comida, agua y algunos otros artículos de higiene personal, sin embargo, lo que más les preocupa es encontrar refugios para permanecer mientras consiguen regularizar su situación.

En la fila de espera se encontraron personas de entre 20 y 40 años de edad, algunas acompañadas de sus familias con tres o cuatro integrantes y con menores de 10 años de edad.