Más de 6 mil personas han sido evacuadas en lo últimos días debido a las erupciones de los volcanes Cumbre Vieja, en La Palma, España, y Etna, en Sicilia, Italia.

Tras más de una semana de sismos en la zona de Las Manchas, el volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma, en el archipiélago español de Canarias, entró en erupción el domingo a las 15:15 horas, forzando a seis mil personas a abandonar sus viviendas.

De acuerdo con los científicos, el encuentro del magma ardiente con el mar podría provocar la emisión de gases tóxicos, por lo que las autoridades han establecido un radio de exclusión para minimizar el peligro.

El repunte en su actividad este martes obligó a la evacuación de 500 personas más. La lava ha afectado a cerca de 120 viviendas de El Paso, Los Llanos de Aridane, Tazacorte, Tamanca, Alcalá, El Paraíso, Todoque y Las Manchas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología italiano (INGV), el volcán Etna también entró en erupción luego de que su cráter sureste emitió cenizas y lava, además de que registró un aumento en los temblores volcánicos.

La actividad volcánica comenzó alrededor de las 6:15 horas locales, con la emisión de cenizas y 40 minutos después se observó la reanudación de la actividad estromboliana en el cráter sureste, el más activo en las últimas erupciones del Etna.

La nube eruptiva ha alcanzado una altura de 9 kilómetros, siendo visible desde las localidades de Catania y Taormina, y, según el modelo de previsión, se disipa en dirección este-noreste.

Además, el INGV ha constatado la existencia de una fuente de lava en curso, con un desbordamiento desde el cráter sureste que se dirige hacia el suroeste y que pone en riesgo a las localidades cercanas.