Hay una teoría de que el supervolcán que se encuentra en el parque de Yellowstone, en Estados Unidos, sería un potencial peligro para la Tierra.

En el mundo se sabe que existen cerca de 20 supervolcanes y se les denomina así porque tienen una capacidad eruptiva 100 veces mayor que la de un volcán normal, según lo publicado por ADN40.

El supervolcán de Yellowstone (un volcán grado 8 en la escala de 8 del Índice de Explosividad Volcánica) ha hecho erupción tres veces en los últimos 2,1 millones de años; su erupción más reciente ocurrió hace 640.000 años. Una erupción en Yellowstone no se parecería a nada que haya visto la humanidad anteriormente, según el NYT.

Según la publicación, se cree que este volcán ubicado entre Wyoming, Idaho y Montana, en Estados Unidos, es el más peligroso del mundo.

En su última erupción se estima que expulsó alrededor de mil kilómetros cúbicos de roca y ceniza, creando una caldera volcánica de 64 km de ancho.

Este volcán es catalogado por la NASA como una de las mayores amenazas naturales, porque al estallar desataría un invierno volcánico.

Si el supervolcán de Yellowstone hiciera erupción, una lluvia de cenizas recubriría la totalidad de Estados Unidos por décadas. Las condiciones climatológicas se modificarían, dada la magnitud de la formación geológica que descansa, todavía activa, debajo del Parque Nacional. La calidad del aire se volvería completamente tóxica, terminando con la vegetación y diversidad de fauna como la conocemos, según NG.

Los estados circundantes a Utah se verían gravemente afectados. Montana, Idaho y Wyoming, que están más cerca de la reserva natural, se devastarían por los flujos piroclásticos.

Sin embargo, las autoridades señalan que es muy poco probable que un evento así suceda en, al menos, miles de años.