El fisco le tenderá la mano a pequeños contribuyentes y a la clase media con el nuevo régimen de simplificación de confianza, dice la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro Sánchez.

Con este nuevo régimen habrá piso parejo para los contribuyentes y se reforzarán la certeza jurídica y la justicia fiscal, ahora que va ganando la batalla contra el “chicaneo fiscal” o evasión y corrupción.

Según este esquema que deberá aprobar la Cámara de Diputados, los beneficiados serán principalmente los pequeños contribuyentes sin recursos para ser asesorados por despachos de contadores y fiscalistas para cumplir ante el fisco, es decir, los que tienen una papelería, locatarios de mercados, tienditas y el del puesto de la esquina, entre otros.

El plan va dirigido a personas físicas con actividad empresarial con ingresos anuales menores a 3.5 millones de pesos, arrendamiento, los que están en el RIF y pequeños agricultores que ya no van a llenar muchos formatos ni a preocuparse por lo que dice la ley pues sólo tendrán que ver cuánto ganan y sobre sus ingresos sacar el porcentaje que va de 1% hasta 2.5%, detalla.

Como ejemplo menciona que si una persona gana 100 pesos sólo pagaría del impuesto un peso, es decir, por cada 100 pesos que gane pagaría uno, ese sería el primer rango de ingresos.

La otra vertiente del régimen de simplificación de confianza es de personas morales. Son empresas cuyos socios sean personas físicas con ingresos al año de menos de 35 millones.

“No pueden ser empresas que formaron otras empresas, por ejemplo, no puede tener este beneficio una firma como Liverpool”.

Estarían tributando con la misma tasa, pagan lo mismo, pero sí tendrán una simplificación para la declaración con dos facilidades importantes.

Una es que van a pagar impuestos sobre ingresos pagados o flujo de efectivo. Sería el caso de una Pyme que le da servicio a la empresa grande, sólo paga el impuesto si liquidan la factura y no como ocurre actualmente.

“Si el Congreso aprueba el nuevo régimen tenemos pensado articularlo con otros mecanismos de incentivos para motivar que los chiquitos tengan el interés en inscribirse con beneficios adicionales”, dijo Buenrostro Sánchez según una información del diario El Universal.