La fe, creencia y devoción hacia la imagen de la Virgen de Guadalupe es una herencia cultural de muchas generaciones, por lo que, a pesar de la pandemia de covid-19, por décimo noveno año, la imagen de la Virgen Peregrina atravesó por la región Mixteca, llevando un mensaje hacia las familias que han perdido un familiar o ser querido por esta enfermedad.

Diego Abel Reyes Hernández, coordinador de la logística de la carrera Antorcha Guadalupana México - Nueva York informó que este contingente salió de la basílica de Guadalupe el día 5 de diciembre y Puebla es el tercer estado en arribar, entrando por Tulcingo de Valle, Chinantla, Piaxtla y posteriormente a Acatlán de Osorio.

La carrera recorre 9 estados de la república mexicana, previendo que el 19 de octubre llegarán a Nuevo Laredo Tamaulipas, para que el día 20, la imagen peregrina de la Guadalupana y San Diego crucen el puente número uno de este lugar, para realizar un protocolo de entrega-recepción de país a país, en donde llegan las autoridades y la Virgen cruza hacia Estados Unidos de manera ilegal como lo han hecho miles de mexicanos que cruzan sin papeles, ni documentos.

El mensaje de fe y de esperanza es más fuerte, por la situación que aqueja al país con esta pandemia del covid, por ello la participación de las personas no ha sido como en años pasados, el aforo de gente es reducido por las medidas sanitarias, por lo que es importante el uso de cubrebocas, gel antibacterial y sanitizante.

En la junta auxiliar de San Vicente Boquerón del municipio de Acatlán, las imágenes fueron recibidas por motociclistas y la danza de tecuanes, llegando a la casa de Melania Herrera Marín, quien dijo sentir algo muy hermoso recibir a la Virgen de Guadalupe.

Expresó que tienen la esperanza que las familias migrantes, amigos, conocidos, con el milagro de la virgen puedan tener algún documento para ya no ser migrantes y poder ir y venir a ver sus familias, porque es algo muy triste cuando las familias están separadas.

Iraís Alvarez Ponce, coordinadora del recibimiento de la carrera Guadalupana en Acatlán, informó que el contingente fue recibido en el monumento al tecuan y ante esta situación de salud que vive el país es importante la unión y como creyentes hacer una oración por el mundo entero.

Abel Martínez Torres, artesano en Acatlán dijo que plasmar con sus manos la imagen de la Virgen de Guadalupe es la fe que sus padres le inculcaron desde pequeño y es algo hermoso realizar la imagen, sobre todo con la visita de la Virgen Peregrina, pues expresó que han sido tiempos difíciles, ya que me muchas personas perdieron a algún familiar por la pandemia, por lo que fe debe ser más fuerte hacia la madre santísima de Guadalupe para que los cuide y los proteja.