Ante el aumento de la crisis migratoria en la frontera con México, Greg Abbott, gobernador de Texas, solicitó al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, emitir una declaratoria de emergencia para el estado.

En una carta, Abbott advirtió a Biden que el arriborepentino de miles de migrantes, la mayoría de ellos de origen haitiano, a la localidad de Del Río, está generando cargas sustanciales sobre los recursos locales y estatales.

“Dicho aumento plantea riesgos potencialmente mortales para los residentes del condado de Val Verde y está afectando rápidamente los recursos policiales y de atención médica y humanitarios”, escribió el gobernador en la misiva.

Con una declaratoria de emergencia a nivel federal, el gobierno de Texas tendría acceso a miles de millones de dólares de ayuda para manejar la situación.

Más de 14 mil migrantes, mayoritariamente de Haití, se encuentran acampando bajo un puente en la localidad fronteriza de Del Río, una crisis humanitaria que pone en aprietos al gobierno de Biden.

Estados Unidos había suspendido las expulsiones de migrantes haitianos en situación irregular tras el terremoto que asoló buena parte del país caribeño el 14 de agosto, pero la situación actual llevó a cambiar las pautas.

Desde el domingo, el gobierno federal comenzó a enviar de vuelta a su país a los migrantes haitianos, al tiempo que impedía el paso a otros que querían cruzar la frontera desde México.

Con información de Excélsior