Estados Unidos alista un plan de deportación masiva de personas migrantes, que consistiría en realizar de cinco a ocho vuelos diarios.
 
Tras el arribo de cientos de personas que instalaron un campamento en Texas, el gobierno de Joe Biden planea comenzar con los traslados este domingo.
 
De acuerdo con medios internacionales y agencias, la deportación se realizaría en cooperación con el gobierno de Haití, país de donde proviene la mayoría de personas que se encuentran en el campamento.
 
En la última semana se calcula que ingresaron más de 10 mil personas por la frontera con México, y la mayoría se instalaron debajo de un puente en Del Río, en el condado Val Verde, en Texas.
 
Gran parte de las personas migrantes tramitaron solicitudes de asilo, por lo que esperan que sean aceptadas para poder transitar libremente por Estados Unidos.