A casi un mes del paso del huracán "Grace" por la Sierra Norte del estado de Puebla, la ayuda que el gobierno estatal y federal prometieron sigue sin llegar; así denunciaron habitantes de la localidad de El Crucero, quienes informaron que no fueron censados por haber construido un techo provisional para protegerse de las lluvias, pues era necesario encontrar la vivienda en las condiciones en las que la dejó el viento para ser parte de los beneficiados. 

Agustina García Hernández, quien resultó damnificada dio a conocer que por la intensidad del viento el techo de su casa fue desprendido, quedando a la intemperie sus cosas y con el peligro de que les sucediera una desgracia al estar desprotegidos.

Dijo que en cuanto pasó el viento y la lluvia, junto con sus familiares salió a buscar sus láminas y con el apoyo de sus vecinos colocó las pocas que encontró, aunque de manera provisional, pues muchas de ellas ya están dobladas, agujereadas y ya no protegen como debieran.  

“Vinieron unos muchachos a censar, así que les dije que mi techo se había volado y que lo habíamos puesto provisionalmente porque seguían las lluvias, pero me dijeron que no podían anotarme para una vivienda, porque ya había techado la mayor parte de mi casa", denunció. 

"Me dijeron que me hubiera esperado, pero yo digo: cómo no voy a techar luego, si es donde duermo y es donde cocino. Aparte, aún me hacen falta laminas para terminar de techar mi casa, pues no encontré todas y las que encontré quedaron inservibles”, comentó. 

Así como Agustina, muchas familias de El Crucero están en la misma situación: “yo digo que el gobierno tome en cuenta a los que verdaderamente necesitamos el apoyo, y que no mande a gente que no conoce nuestro pueblo, ya que como vivimos alejados no nos toman en cuenta a todos; que entiendan que no podíamos quedarnos con la casa así, porque ahí vivimos”.