Con una ceremonia solemne,  austera y sin público, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó su tercer Grito de Independencia desde el balcón central de Palacio Nacional en la CDMX.

A las 23:01 horas, en medio de un gran silencio, el mandatario federal caminó hacia el balcón ya con el lábaro patrio.

 “Mexicanas, mexicanos: ¡Viva la Independencia! ¡Viva Miguel Hidalgo y Costilla! ¡Viva José María Morelos y Pavón! ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez! ¡Viva Ignacio Allende! ¡Viva Leona Vicario! ¡Viva Vicente Guerrero! ¡Vivan los héroes anónimos!, pronunció el mandatario.

Y agregó:  “¡Viva la libertad! ¡Viva la justicia! ¡Viva la igualdad! ¡Viva la democracia! ¡Viva la honestidad! ¡Viva nuestra soberanía! ¡Viva la fraternidad universal! ¡Viva el amor al prójimo! ¡Vivan las culturas del México prehispánico!”, para terminar con tres “¡Viva México!” ante un Zócalo vacío.

El coro del Ejército, fue el único eco a los vivas del Jefe del Ejecutivo.

Junto al balcón central vieron los juegos pirotécnicos los presidenciables de López Obrador: la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el canciller Marcelo Ebrard, además del nuevo secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández.

Mientras, en la fachada de la Catedral de la CDMX, fueron proyectadas las imágenes de Miguel Hidalgo y José María Morelos, ambos, excomulgados por la iglesia católica de su tiempo por  participar en el movimiento independentista.