Una funcionaria del gobierno federal pasó de la Ayudantía de Presidencia a administrar el programa federal “La Escuela en Nuestra” que maneja 12 mil millones de pesos sólo para este año.

Pamela López Ruiz obtuvo en enero pasado un cargo en la Ayudantía del presidente Andrés Manuel López Obrador y cinco meses después, se convirtió en directora del programa de la Secretaría de Educación Pública (SEP) que supervisa la Presidencia a través de la Coordinación General para Programas de Desarrollo.

Según  el diputado panista Héctor Saúl Téllez, el perfil de López Ruiz es una puerta a la corrupción en el gobierno federal, por su nula experiencia en el manejo de programas sociales y por el monto tan elevado que administra.

“Veo con mucha preocupación la perversa acción del presidente de nombrar en áreas estratégicas, donde generalmente hay un manejo considerable de recursos, a personas de su confianza que no tienen experiencia, y que además van a operar o administrar de forma opaca, con falta de transparencia, esos recursos”, dijo el legislador.  

“La Escuela es Nuestra” sustituyó al Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed), que fue creado en 2008 y eliminado en 2019 por el actual gobierno federal. En aquel órgano laboraban 248 funcionarios, entre supervisores especializados, técnicos en materiales y verificadores de obra, entre otros.

El 3 de marzo, López Ruiz declaró ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) que laboraba en la Coordinación General de Política y Gobierno de Presidencia, con un nivel de subdirectora de área, realizando labores en la Ayudantía y con un salario de 31 mil 250 pesos mensuales, según información del periódico Reforma.