El ayuntamiento de Puebla concedió permisos para que vendedores ambulantes puedan instalarse este 15 de septiembre en calles aledañas al zócalo por “el grito” de Independencia, a pesar de que el comercio ambulante está prohibido por la pandemia de covid-19.

La organización Doroteo Arango anunció que desde la noche de este martes se instalarán sus agremiados en diversas calles del Centro Histórico, ya que les autorizaron vender a partir de las 7 de la mañana.

Tras encabezar una protesta en la Secretaría de Gobernación Municipal (Segom), el líder de la organización, Jorge Sánchez García, señaló que año con año se instalan 300 personas entre la 5 Oriente-Poniente y la 16 de septiembre, pero en esta ocasión, debido a la pandemia, podrían ser menos, aunque no reveló cuántos espacios les asignaron.

En entrevista refirió que fue recibido por María Catalina Pérez Osorio, titular de la Segom, y aseguró que fue quien autorizó los espacios de la 6 norte, entre la avenida Juan de Palafox y la 8 Oriente.

Comentó que no serán la única organización beneficiada, ya que también se autorizó la presencia de vendedores de organizaciones lideradas por “La Comadre” y Alejandra Leyva, aunque se desconoce la cantidad de sus permisos.

El líder de vendedores ambulantes consideró que con su presencia no están violando el decreto establecido por el gobierno estatal, ya que la instalación no es permanente, sino temporal por los festejos patrios.

Amplían zona de tolerancia

En entrevista, Jorge Iván Camacho Mendoza, presidente de la Comisión de Gobernación y Justicia del ayuntamiento, defendió que el Código Reglamentario Municipal (Coremun) permite que los vendedores puedan trabajar en el zócalo, Analco y el parque de El Carmen, sin embargo, por los festejos patrios se ampliara la zona de tolerancia para evitar aglomeraciones.

El regidor detalló que los espacios a donde podrían instalarse los vendedores son: la 3 Oriente de la 2 Sur a 6 Sur; la 5 Oriente de la 4 Sur a 6 Sur y la 16 de Septiembre, entre 5 Oriente a la avenida Juan de Palafox.

El área de comunicación el ayuntamiento negó el otorgamiento de permisos para ambulantes, aunque reconoció que permitirán la instalación de vendedoras en un “corredor gastronómico”, aunque serían retirados si se rebasa el cupo de personas.

El 9 de septiembre el ayuntamiento aseguró en un boletín que “únicamente se instalarán, aproximadamente, 60 personas para demostraciones gastronómicas y culturales, sin fines comerciales”.

Hace unos días el presidente municipal electo, Eduardo Rivera Pérez, criticó la cantidad de ambulantes en la ciudad e incluso consideró que la actual administración municipal le dejaría el Centro Histórico “hecho un asco”.

Cabildo avala festejos patrios

Por otro lado, en sesión de Cabildo se avalaron fiestas patrias y considerar a San Francisco y El Alto como parte de las zonas en donde se podrán realizar festejos, ya que son aledañas a Casa Aguayo, donde el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta realizará un festejo alterno al del zócalo.

La regidora Carolina Morales García, de la fracción del Partido Acción Nacional (PAN), criticó que el gobierno estatal y el ayuntamiento permitan estas actividades cuando la entidad se encuentra en la “tercera ola” de contagios de covid-19.

Pronosticó que en 15 días habrá un repunte en los casos positivos ante el mal manejo de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Los regidores Edson Armando Cortes Contreras, José Luis González Acosta, María Rosa Márquez Cabrera, Roberto Elí Esponda Islas y Tania Guerrero López se abstuvieron de aprobar los festejos.

Augusta Valentina Díaz de Rivera Hernández, Enrique Guevara Montiel, Luz Del Carmen Rosillo Martínez, Jacobo Ordáz Moreno, Carolina Morales García y Silvia Guillermina Tanús Osorio, prefirieron votar en contra.

En su intervención la presidenta municipal de PueblaClaudia Rivera Vivanco, argumentó que únicamente se da cumplimiento al Coremun, en el cual se determina que se pueden realizar los festejos patrios.