La Canirac denunció en Puebla una nueva modalidad de estafa a restaurantes, que consiste en pedidos excesivos de alimentos y bebidas a través de plataformas digitales sin pagar.

Olga Méndez Juárez, presidenta de Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), reportó que estás operaciones se identificaron esta semana en 8 restaurantes, de los cuales algunos cayeron en el fraude, aunque no precisó cuántos ni cuáles.

En entrevista dijo que los presuntos fraudes en alimentos y bebidas van desde los 1 mil 800 hasta los 10 mil pesos, dependiendo del establecimiento y pedido, pero usualmente piden alcohol.

La estafa es mediante la solicitud de pedidos para llevar: “llaman al restaurante y hacen su pedido, dicen que es para una empresa, normalmente son pedidos grandes que van de 1 mil 800, 3 mil 500 pesos o cerca de 10 mil pesos. Piden botella cerrada, que eso no es muy común, eso se pide en tiendas de conveniencia y sus pedidos son excesivos, 20 chiles, tampiqueñas”, comentó.

Olga Méndez señaló que los pedidos son entregadosa través de la plataforma Uber y que han notado números recurrentes en diversos negocios donde se han hecho este tipo de pedidos.

Comentó que las personas que cayeron en la estafa fue porque no cuentan con una plataforma para verificar los pagos electrónicos, la mayoría hechos con tarjetas de HSBC sin fondos.

“Les dicen que la transferencia está en curso, pero cuando se verifica esto no es así. Es algo que ha estado pasando desde la semana pasada”, señaló. 

Olga Méndez Juárez alertó a los encargados de restaurantes de esta modalidad de estafa para que verifiquen los pedidos que les realizan.