Scarlett Johansson, la actriz estadounidense, realizó una demanda en contra de la compañía de Disney, puesto que, al estrenar su película Black Widow (La Viuda Negra) a través de su plataforma, se incumplió gran parte de su contrato.

Las acciones legales en contra de una de las compañías más importantes del entretenimiento iniciaron la mañana de este jueves, momento en que Scarlett Johansson presentó su demanda en la Corte Superior de Los Ángeles.

De acuerdo con el medio The Wall Street Journal, la actriz emprendió esta medida, debido a que su contrato establecía un acuerdo con Marvel Entertainment respecto al estreno de Black Widow, que no fue respetado.

Las cláusulas del contrato de la actriz detallaban que la película contaría con un estreno exclusivo en las salas de cine, es decir, no sería a través de ninguna plataforma digital, por lo que el salario de Johansson estaría sustentado en gran parte de las ganancias generadas en las taquillas de cines.

Sin embargo, el acuerdo no fue respetado, pues, el pasado 23 de marzo, Disney informó que el estreno de Black Widow sería el 9 de julio y que podría verse de manera simultánea en salas de cine y en Disney Plus.

Al respecto, la compañía detalló que, esta acción fue tomada por motivos de accesibilidad, ya que, a causa de la pandemia, mucha gente seguía sin salir de sus casas, así, con la opción de verla vía streaming desde la comodidad de su casa, se buscaba acercar la película a la mayor cantidad de espectadores.

Scarlett no es la primera que se ha salido perjudicada por la decisión. El 19 de julio, la Asociación Nacional de Propietarios de Teatros (OTAN) de Estados Unidos informó que el estreno simultáneo de Black Widow afectó gravemente los números en taquillas, convirtiendo a la película, en una con las peores cifras dentro del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM). Hasta el momento, no se conocen más detalles.