El estadio Cuauhtémoc se abrirá sólo para un aforo de 30 por ciento para el encuentro de futbol de este viernes entre el Puebla y las Chivas del Guadalajara.

Así lo dio a conocer el gobernador Miguel Barbosa Huerta, quien dijo que se tomarán todas las medidas sanitarias necesarias en el inmueble, para evitar más contagios de coronavirus.

Informó que antes de retornar al semáforo naranja epidemiológico de Covid, el aforo era de 50 por ciento, pero ahora la presencia de público en los partidos se reduce al 30 por ciento.

“Estaba en 50, se bajó a 30, y vamos a permitir que se celebren los juegos con todas las medidas de precaución y prevención del caso”, señaló.

El 30 de julio será el encuentro de La Franja contra las Chivas a las 21 horas y desde ayer comenzó la preventa de boletos.

Un lugar en el estadio Cuauhtémoc representa un costo para los aficionados entre  260 a 945 pesos.

Arena lista, pero permanecerá cerrada

En tanto, la Arena Puebla cumplió con sus protocolos para la reapertura de la lucha libre, pero la empresa decidió mantenerla cerrada, informó la secretaria de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral.

“Sí presentó su protocolo, sí ya fue validado y es una decisión ahora de la empresa no abrir todavía por no convenir a sus intereses por el tema de los aforos”, aclaró.

Ante la tercera ola de contagios de coronavirus, la funcionaria estatal comentó que no es posible abrir antros, bares, tabledance, cantinas y otros espacios de entretenimiento.