Mientras convivía con sus amigos, un joven de 18 años de edad, fue asesinado de un impacto de bala en el rostro.

Uno de los asistentes, de la misma edad que el hoy occiso, fue asegurado como presunto responsable de este crimen que aún no se determina si fue doloso o culposo.

El fin de semana por la noche, Luis Ronaldo T., convivía con sus amigos, Jonathan de 18, y dos adolescente de 15 y 16 años de edad, en un domicilio de la avenida Chapultepec en San Jerónimo Ocotitlán, perteneciente al municipio de Acajete.

Los jóvenes comenzaron a manipular una pistola tipo escuadra, calibre 22. En cuestión de segundos, los vecinos del lugar escucharon un balazo. Fue un disparo que alcanzó a herir de muerte a Luis Ronaldo.

Luego de una llamada al número de emergencias 911, policías municipales y Técnicos en Urgencias Médicas (TUM’s) se trasladaron a la zona.

Una vez confirmada la muerte del joven herido, se dio parte a la Fiscalía de Puebla para que encabezaran las diligencias del levantamiento de cadáver el cual fue llevado a la morgue.

El sospechoso, de nombre Jonathan, fue asegurado para resolver el asunto y conocer si fue un accidente o un homicidio doloso.