La Comisión de Derechos Humanos de Puebla inició una investigación sobre el caso de la menor de nueve años que fue detenida durante el desalojo de pobladores originarios de Santa María Coapan que mantuvieron bloqueado el acceso al relleno sanitario de Tehuacán durante varios días.

Con el número de comunicado UCSYRP/23/2021, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH), informó que, desde el lunes pasado, 19 de julio del presente año inició un expediente de queja, para allegarse de información relativa a los hechos acontecidos en el municipio de Tehuacán, durante el desalojo de pobladores de esa junta auxiliar.

"Hechos que se desaprueban por este organismo local protector de Derechos Humanos, que, no hay causa que merezca prioridad que la protección de las niñas, niños y adolescentes, pues no deben ser objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida, por lo que reiteramos el compromiso y obligación para proteger los derechos menores" informaron en el comunicado.

La investigación se inició luego de que una reportera de e-consulta grabara el momento en el que la niña se encontraba junto a una de sus familiares en la parte trasera de una patrulla; mientras lloraba por la situación en la que se encontraba, al percatarse, uno de los elementos de seguridad la empujó para evitar que continuara con el video.

Sin embargo, el material que consiguió retrata las condiciones en las que la menor se encontraba mientras ocurría el desalojo.

Más tarde se supo que la niña fue entregada a una de sus familiares, y que no fue parte del grupo de gente que permaneció unas horas en la comandancia.

Explicaron que continuarán con las investigaciones correspondientes, así como la solicitud de informes a las autoridades involucradas a efecto de tener elementos suficientes para determinar lo que en derecho corresponda.

Saúl Vargas Rivas, Secretario General del Ayuntamiento de Tehuacán descartó que el hecho de subir a la menor en la parte trasera de la patrulla fuera una detención, pues la menor no iba esposada, sin embargo, no se llevaron a cabo los protocolos necesarios para brindar protección al infante.