La mañana de este jueves fue tomada la presidencia municipal de Tlacotepec de Benito Juárez por un grupo de ciudadanos provenientes de San José Buenavista, acusaron a los funcionarios públicos, en específico a los regidores, por presuntas irregularidades, entre ellas la falta de obras y desvío de recursos, así como despidos injustificados.

A las afueras del inmueble fueron colocadas varias cartulinas en las cuales reclaman a los regidores sobre el poco trabajo que se realizó durante su gestión, a pesar de que varios pobladores solicitaron obras en sus colonias, incluso en juntas auxiliares, estas no se ejecutaron cómo se les había hechos creer.

Expresaron que el presidente municipal, Nelson Beristaín Macías, prometió obras públicas, principalmente en su localidad durante su campaña en busca de la presidencia, las cuales tampoco no se han cumplido, desconociendo las razones.

Unas tres horas más tarde Beristaín Macías, llegó al lugar para dialogar con los inconformes, comprometiéndose a realizar proyectos de obra pública, los cuales prometió que estarían terminados antes de que finalice su administración, sin embargo, no se dieron mayores detalles sobre qué tipo de obras se estarían llevando a cabo.

Hace unas dos semanas trabajadores de la comuna de ese municipio dieron a conocer que fueron despedidos de manera injustificada, pues ya no había recursos para seguir pagando su nómina, de lo cual, tampoco habló el presidente.