Los representantes legales de la Fundación Mary Street Jenkins y de Guillermo Jenkins de Landa dijeron que la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada de Puebla es la autoridad responsable de tomar las instalaciones de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

Aunque ambas partes mantienen desde 2013 una disputa legal entrevistados de manera independiente en Aristegui Noticias se deslindaron del ordenamiento judicial con el que policías estatales tomaron las instalaciones universitarias ubicadas en San Andrés Cholula.

La toma del campus “es una cuestión desafortunada (…) no fue a solicitud nuestra, no tenemos absolutamente nada que ver con ese operativo. Nosotros no lo presentamos, nosotros no nos responsabilizamos por absolutamente nada de lo que haya ocurrido”, sostuvo Carlos Serna Rodríguez, abogado de Guillermo Jenkins de Landa.

Agregó que no fueron notificados por ninguna autoridad del nombramiento de un nuevo patronato, “ni mucho menos del operativo que se hizo el día de ayer”.

Virgilio Rincón Salas, representante de la Fundación Mary Street Jenkins, reiteró la postura que manifestó en conferencia de prensa el rector de la UDLAP, Luis Ernesto Derbez Bautista. Señaló que la toma fue un acto ilegal que violó suspensiones provisionales y definitivas en favor del patronato de Margarita Jenkins De Landa.

“Es descomunal, es brutal, es un atentado al Estado de Derecho. Hay una denuncia penal que motiva una orden de aprehensión y ésta es suficiente para la Junta de Gobierno, yendo en contra del principio de presunción de inocencia. En base a eso se obtuvo una orden judicial para tomar unas instalaciones,” afirmó en entrevista con Carmen Aristegui.