La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró un presunto daño patrimonial por 466 millones 244 mil 634 pesos en 15 instituciones públicas, tanto estatales como federales.

El primer informe de resultados de la revisión de la Cuenta Pública 2020, de la ASF  incluye 46 pliegos de observaciones

Pemex Exploración y Producción (PEP) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) concentran los tres montos más grandes.

La cifra más grande la presenta PEP en la obra denominada Ingeniería, Procura y Construcción de un Oleogasoducto y un Oleoducto hacia la Plataforma PP-Ayatsil-C a Instalarse en el Golfo de México, obra en la que la ASF encontró un supuesto daño patrimonial por 159 millones 501 mil 62 pesos.

Otros 108 millones 838 mil pesos de supuesto daño patrimonial los concentró la Construcción del Viaducto 1 entre Periférico-Zapopan y Federalismo, Siete Estaciones Elevadas y Adecuación Urbanística en Zapopan, del Viaducto 2, entre Plaza de la Bandera y Central Camionera y seis estaciones elevadas, y de elevadores y escaleras eléctricas, en las estaciones subterráneas y elevadas, de la Ampliación del Sistema del Tren Eléctrico Urbano en la zona metropolitana de Guadalajara.

Otro posible desfalco se detectó en el Proyecto Carretero Estación Don-Nogales, en Sonora, a cargo de la SCT, en el que se encontró un probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública federal por un monto de 83 millones 106 mil pesos, dividido en tres pliegos de observaciones, por supuestos pagos en exceso.

Se detectaron probables daños patrimoniales en obras de los gobiernos estatales de Aguascalientes, Chiapas, Coahuila, Jalisco, Nayarit, Oaxaca, Tabasco, Yucatán y Zacatecas, según una información del diario Milenio.