Los deportistas que lleguen a incumplir las reglas anticovid durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 podrían ser descalificados de las competiciones e incluso hasta expulsados de Japón, según reza el manual para los atletas publicado este día por el comité organizador.

El objetivo de las sanciones es que se garantice el cumplimiento de las medidas para prevenir contagios ideadas por los anfitriones de los Juegos y el Comité Olímpico Internacional (COI), que en líneas generales suponen hacer una estricta restricción al movimiento de los atletas y una estrecha vigilancia de su estado de salud.

Las medidas punitivas serían aplicadas a los deportistas que se nieguen a someterse a los test de coronavirus obligatorios tras su llegada a Japón y durante su estancia, así también a los que no respeten el uso de mascarilla o las medidas de distanciamiento social, entre otros casos.

Los ‘incumplidos’ también afrontarán medidas disciplinarias si llegan a salir de la "burbuja" olímpica (compuesta por los alojamientos y espacios de entrenamiento y competición) o que se desplacen a lugares que no hayan sido notificados con antelación a la organización.

El rango de sanciones incluye advertencias, retirada temporal o permanente de la acreditación para participar en Tokio 2020, la descalificación de la competición o "incapacitación temporal o permanente para participar en los JJOO", según consta en la última versión del manual dada a conocer este martes.

La violación de las normas "también podría ser objeto de estrictas medidas administrativas incluyendo procedimientos para la revocación del permiso de estancia en Japón", añade el texto.

Serán las autoridades niponas las encargadas de aplicar estas medidas disciplinarias. El responsable ejecutivo de Tokio 2020, Hidemasa Nakamura, señaló que las sanciones más duras como la descalificación o expulsión de Japón "se aplicarían solo en caso de incumplimiento malicioso de las normas, o en situaciones que pudieran poner en riesgo la vida da otras personas", según indicó durante una rueda de prensa telemática.

Foto: Twitter