El socavón que se originó en la comunidad de Santa María Zacatepec en el municipio de Juan C. Bonilla, más que generar miedo entre los habitantes que lo rodean, se ha convertido en una oportunidad para instalar negocios especialmente de comida.

El motivo es el gran número de visitantes que llegan a diario a este lugar a pesar de que la noche del viernes el socavón se devoró una casa completa que se encontraba a la orilla de dicho fenómeno.

En un recorrido hecho por el periódico digital e-consulta, se pudo constatar que la vivienda de la familia Sánchez Xalamihua terminó por caer dentro del socavón, al respecto el gobernador del estado de Puebla, Luis Miguel Barbosa prometió otorgar una nueva vivienda a la familia.

En el mismo recorrido se observó que la gran mayoría de las familias que habitan en dicha zona han aprovechado el momento para crear negocios ambulantes donde se pueden encontrar desde botanas, memelas, tortas, tacos, hasta micheladas, todo con vista al ya famoso socavón.

Tal es el caso de doña Cristina, quien con ayuda de toda su familia abrió un negocio en el jardín de su casa, en el cual, los visitantes pueden consumir garnachas y tacos placeros. Con esta oportunidad, su familia tiene ingresos cada fin de semana hasta de dos mil pesos.

"Pues tuvimos que aprovechar el momento joven, y más por la crisis que existe por la pandemia y con este negocio ahorita hemos podido sacar muchos de los gastos de la casa, así como pagar algunas deudas que teníamos pendientes", dijo.

De igual forma, las tienditas de la zona hacen su agosto con la venta de las famosas micheladas, pues ante la visita de cientos de personas que hay diariamente la venta de alcohol tampoco está controlada en dicho lugar.

Es importante mencionar que actualmente la protección del socavón de Zacatepec ya está a cargo del Ejército Mexicano, quienes han acordonado el lugar a más de 300 metros de distancia del fenómeno natural.

Ante ello se espera que el acceso se cierre al público en general, pues ya es considerado un lugar de alto riesgo para la población. Por lo cual, se tiene planeado ya no dejar entrar a toda la gente como sucede actualmente.