Puebla cerró el quinto mes del año como una de las entidades que mayor pérdida de empleos formales tuvo a nivel nacional: se colocó en la sexta posición, con la desaparición de más de 1 mil 800 plazas formales.

De acuerdo con el más reciente reporte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al cierre de mayo Puebla tenía registrados 590 mil 768 trabajadores en un puesto formal, de los cuales 504 mil 571 son empleos permanentes.

Esta cifra muestra una reducción de 1 mil 809 fuentes de empleo en comparación con los 592 mil 577 trabajadores que estuvieron registrados ante el Instituto en abril, de los cuales 503 mil 511 correspondían a empleos formales.

Los 1 mil 809 trabajos formales perdidos entre abril y mayo, significaron para Puebla colocarse como la sexta entidad de las 12 que más empleos perdieron en ese período a nivel nacional.

El estado más golpeado ante el IMSS fue Sinaloa: de acuerdo con las cifras del IMSS perdió entre abril y mayo 13 mil 690 trabajadores asegurados.

El segundo estado más afectado fue Veracruz con 8 mil 340 empleos; le sigue Chiapas con 4 mil 693; posteriormente se encuentra Tamaulipas con 2 mil 193; y Sonora con 1 mil 914.

En contraste, Ciudad de México generó 20 mil 75 nuevos empleos ante el IMSS, mientras que Quintana Roo recuperó 11 mil 954; en tercer lugar estuvo el Estado de México con 7 mil 231; seguido por Baja California con 7 mil 051; y finalmente Jalisco con 4 mil 723 nuevos trabajadores.

Además de la pérdida mensual de empleos, Puebla aún se encuentra 0.14 por ciento por debajo de los empleos formales registrados ante el IMSS en comparación con los que tenía en mayo de 2020, cuando la entidad tenía inscritos a 591 mil 591 trabajadores.