Integrantes de la Asociación de Empresarios de la Vida Nocturna de Puebla, exigieron la instalación de mesas de diálogo con el Gobierno del Estado para que autorice la apertura gradual de sus establecimientos.

Según la organización, se han perdido más de 100 mil empleos en el sector y 40 por ciento de los 2 mil socios ya dejaron de serlo pues se llevaron sus inversiones a Tlaxcala o a Quintana Roo.

En conferencia de prensa, los dueños de establecimientos indicaron que en un año cuatro meses han vivido con mucha presión y con falta de empatía de las autoridades, tanto estatales como municipales y sin ningún apoyo.

Manifestaron que cumplen con todos los protocolos necesarios para la apertura gradual de sus establecimientos por lo que hicieron un llamado para que el gobierno la autorice.

“Solicitamos al gobierno del estado el apoyo para tener una pronta reapertura. Tenemos todos los lineamientos y estamos listos para trabajar. Hacemos este llamado al gobierno para que piense en todos los empleos que se han dejado de obtener, que son cerca de 150 mil”, manifestaron.

Destacaron que las pérdidas económicas que ha tenido son muy importantes debido a que llevan más de un año cerrados. Asociados decidieron emigrar a otros estados con mayor apertura como Tlaxcala o Quintana Roo. 

Reprocharon la falta de solidaridad que ha tenido el Ayuntamiento de Puebla al presionarlos con los pagos de refrendo. 

“No se pudo tener un acercamiento con el Ayuntamiento a pesar de que se buscó a la presidenta (Claudia Rivera) y al tesorero y nunca se pudo y nos siguen exigiendo el pago del refrendo después de que llevamos más de año cerrados y con la amenaza de que si se nos permite abrir y no tenemos ese pago, el Ayuntamiento nos clausura”, expusieron.