El magistrado de la Primera Sala del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Puebla (TJA)David Paz Moreno, consiguió un amparo para impedir su detención por parte de cualquier autoridad judicial, esto luego de que su compañero de la Segunda SalaAlfredo Siriako Guillén Almaguer, fue detenido el pasado viernes.

Fuentes cercanas al caso informaron a e-consulta que el recurso busca blindar al magistrado ante una eventual "cacería de brujas", pues actualmente el fuero constitucional con el que los magistrados contaban al momento de su nombramiento, perdió validez en junio del año pasado.

El amparo de Paz Moreno fue presentado el pasado 17 de mayo y quedó radicado en el expediente 486/2021 del Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal, donde se le dio trámite y fue admitido.

El juez determinó conceder la suspensión provisional del acto reclamado, que para este caso fue el de evitar cualquier orden de búsqueda, aprehensión y su ejecución, asimismo se fijó una garantía económica de 10 mil pesos que deberá ser presentada en el juzgado para darle validez al recurso.

En la resolución también se dictó que sea el próximo 14 de junio, a las 10:06 horas, cuando se celebre la audiencia constitucional y se determine si se concede la suspensión definitiva del acto reclamado por el magistrado.

Cabe señalar que el magistrado Alfonso Siriako Guillén Almaguer no es el único ausente en el Tribunal de Justicia Administrativa, pues la magistrada presidenta, María de Lourdes Dib Y Álvarez, está ausente desde el pasado lunes 17 de mayo.

En su caso, fuentes al interior del Tribunal informaron que ella solicitó una licencia la semana pasada, presuntamente por motivos médicos.

Los magistrados María de Lourdes, Alfonso Siriako y David, fueron nombrados en diciembre de 2017 en una terna enviada por el gobernador Antonio Gali Fayad y avalada por el pleno del Congreso del Estado.