Por sentencia del TEPJF, Morena debió repetir su sorteo de candidaturas a diputaciones locales plurinominales, pero sorpresivamente ganaron las mismas personas de la lista que se invalidó.

El partido registró ante el Instituto Electoral del Estado (IEE) a las mismas 15 personas que fueron postuladas originalmente, luego de que sus designaciones se revocaron.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó a Morena asignar todas las candidaturas por sorteo, ya que las primeras cuatro —que son las que más oportunidades tendrán de llegar al Congreso local— las nombró por designación directa, violando la convocatoria interna y los estatutos del partido.

Estas postulaciones estaban —y estarán de nuevo— en manos de Daniela Mier Bañuelos, hija del diputado federal Ignacio Mier Velazco; el enlace nacional Carlos Evangelista Aniceto; la actual diputada local Tonantzin Fernández Díaz y el secretario General en funciones de presidente estatal, Édgar Garmendia de los Santos.

Esta mañana en rueda de prensa la dirigencia del partido aseguró que sí repitió el sorteo, pero se negó a dar los nombres de quienes ganaron.

Sin embargo, en el oficio REP/MORENA/PUE/52/2021 que entregó al IEE, se afirma que tras el sorteo resultaron electas — incluso en el mismo orden— las mismas personas que ya se habían registrado previamente.

Ganan los mismos

La lista de candidaturas la encabeza otra vez Daniela Mier Bañuelos, hija de Ignacio Mier Velazco, coordinador de la bancada morenista, presidente de la Junta de Gobierno en la Cámara de Diputados y candidato a la reelección. Su otro hijo, Ignacio Mier Bañuelos, es candidato de Morena a la alcaldía de Tecamachalco.

La segunda “pluri” de Morena fue de nuevo para el enlace nacional Carlos Evangelista Aniceto, secretario nacional de Combate a la Corrupción y esposo de la diputada federal Julieta Vences Valencia, quien es candidata una diputación federal también de representación proporcional.

La tercera posición se la quedó la actual diputada local Tonantzin Fernández Díaz (quien buscaba la postulación a la alcaldía de San Pedro Cholula) y la cuarta se asignó nuevamente al secretario General de Morena en funciones de presidente estatal, Édgar Garmendia de los Santos.

Este último incluso ocupa la cuota de “persona indígena”, ya que cada partido está obligado a postular a una fórmula (propietario y suplente) de este sector de la población.

El resto de candidaturas recayeron en la militancia de base, que originalmente sí había salido electos en la tómbola, aunque son quienes tienen menos posibilidades de llegar al Congreso local.