Miles de creyentes de Jesús Malverde, conocido como el Santo de los Narcos, se dieron cita hoy 3 de mayo en su capilla ubicada en Culiacán, Sinaloa, para festejar su 122 aniversario

Tres bandas amenizaban el lugar, mientras que los fieles creyentes entraban uno a uno, a dejar sus veladoras, ramos de flores, amuletos. 

En Sinaloa, un estado que ha sido cuna de narcotraficantes del país como Joaquín El Chapo Guzmán y Rafael Caro Quintero, es común adorar a los capos por personas afines a la narcocultura que impera en el estado.  

Jesús Gonzáles, el encargado del lugar, comentó que desde la madrugada acudieron cientos de creyentes a cantarle las mañanitas al santo y ocho bandas amenizaron el festejo.  

Explicó que se les da solo 15 minutos a las personas para que ingresen y dejen sus veladoras. “La verdad es que por el covid-19 pensamos que no vendrían tantas personas, pero es mucha la fe que se tiene, y puede más que eso, ellos vienen a agradecer, a dejar sus veladoras”, comentó.  

Cada año se realiza una caminata, donde se carga al Santo de los Narcos por las calles arriba de una camioneta, sin embargo, este año por la contingencia, solo se sacó de la capilla y se colocó su estatua, mientras los visitantes aprovechaban para tomarse fotografías.  

Los fieles creyentes lo acompañan todo el día, mientras la música sinaloense y los corridos amenizan la fiesta, del Santo venerado por todos los narcotraficantes. 

Con información en Milenio