El Club Puebla aseguró su pase directo a Liguilla con el empate conseguido este domingo en Torreón, donde igualó a cero con el equipo de Santos en la última jornada del torneo Guardianes 2021.

La obligación de los camoteros era sumar sí o sí para conseguir el boleto directo a fiesta grande, por lo que una victoria o empate le bastaban. Con lo conseguido en el estadio TSM Corona, Puebla terminó en la tercera posición con 28 puntos, sólo por debajo de Cruz Azul y América.

Nicolás Larcamón sorprendió con la alineación que mandó al campo con dos movimientos poco usuales, pues retiró del campo a Santiago Ormeño y jugó sin un 9 natural, además de que Diego de Buen acompañó a Omar Fernández y Cristian Tabó en el centro del campo.

Naturalmente, el partido fue de ataques constantes y llegadas en ambas áreas para buscar la anotación que les permitiera a ambas escuadras romper el cero en el marcador, pues Santos también llegaba urgido de una victoria ante la necesidad de colarse a la Liguilla directa.

Aunque el tanto no llegó y el silbante marcó el final del encuentro al 90+6, el resultado también benefició a los 'Guerreros' debido a que se despegaron de Atlas y León para recibir el partido de repesca en casa.

 

Lo raro

Como señalamos más arriba, una de las rarezas en este juego fue la ausencia de Ormeño, quien suma 9 goles en esta campaña y pudo haber igualado a Pedro Alexis Canelo con 11, pero que ni siquiera hizo acto de presencia en cancha y permaneció en la banca el resto del juego.

Además, el dorsal número 14 del Puebla fue convocado a una prelista de la Selección de Perú que asistirá a la Copa América de este año, por lo que la motivación podría haberlo llevado a pelear por el título de goleo en México.

Puebla deberá esperar rival que saldrá de la repesca esta semana, por lo que podrá dormir con la tranquilidad de que jugará el partido de vuelta en los cuartos de final en casa, lo que podría ser un impulso para que el cuadro de la Angelópolis toda vez que su casa (el Estadio Cuauhtémoc) fue habilitado para volver a recibir afición.

Foto: Twitter