Dos cadáveres de mujeres, con huellas de violencia, fueron hallados en distintos puntos de Puebla.

En un caso, la víctima, de unos 30 años de edad, murió por una herida de arma punzocortante en el cuello aunque el cuerpo fue abandonado con un vehículo, aparentando un accidente vial, en la zona de Amozoc.

En otro caso, en calles de la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas, fue encontrada una mujer sin vida y con huellas de golpes en el rostro. La mujer también contaba con 30 años de edad, aproximadamente.  

Tratan de simular volcadura

El cadáver de una mujer fue hallado al interior de una camioneta volcada en los campos de la unidad deportiva de San Salvador Chachapa.

La víctima fue herida en el cuello y presuntamente trataron de simular que había perecido en un percance vial. Se sabe que era vecina de la colonia San Pedro, en el municipio de Amozoc.

Su cuerpo fue descubierto al interior de una camioneta, modelo Ford Explorer la mañana de este miércoles por personas que realizaban ejercicio en esta unidad deportiva ubicada a un costado del camino a Santa Cruz Alpuyeca, en la junta auxiliar de San Salvador Chachapa, perteneciente al municipio de Amozoc.
 

Paramédicos de servicio de urgencias médicas avanzadas (SUMA), fueron los que descubrieron que el cuerpo de la mujer presentaba lesiones por degollamiento, que no coincidían con las producidas por la volcadura.


De acuerdo con los primeros peritajes, se presume que la mujer fue asesinada y posteriormente arrojaron su cuerpo dentro de la camioneta desde un barranco de aproximadamente 15 metros de altura.

La dejan muerta en calles de Romero Vargas

Sobre la vía pública, en la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas, fue encontrada una mujer sin vida y con huellas de golpes en el rostro.

El cadáver de la víctima, de 25 años de edad, aproximadamente, fue encontrado este miércoles a las 6:50 horas, sobre la calle Vista Hermosa y privada Morelos.

Vecinos que vieron el cuerpo llamaron a las asistencias médicas y a la policía.

Paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) a bordo de la ambulancia 215 y uniformados tanto del municipio como del estado se trasladaron al lugar.

Durante las revisiones, los socorristas confirmaron que la mujer ya no contaba con signos vitales por lo que los oficiales de las diversas corporaciones acordonaron el área y dieron parte a la Fiscalía de Puebla.

Peritos y agentes ministeriales encabezaron las diligencias del levantamiento de cadáver. Aunque la víctima presentaba golpes, no se pudo determinar en el lugar si sufrió una caída o se trató de un feminicidio.