Un grupo de aficionados al Cruz Azul se dio cita este miércoles en La Noria (centro de entrenamiento del club capitalino), donde destacó la presencia de pancartas con leyendas bastante contundentes respecto a las malas presentaciones que han tenido en las últimas liguillas que han disputado.

La hinchada cruzazulina reclamó no querer más decepciones durante la Liguilla, que ha sido el verdadero talón de Aquiles para un equipo que, aunque muestre un paso casi perfecto en temporada regular, la fase final de los años recientes ha resultado ser un desastre.

Fue la mañana de este día en que un número contado de asistentes externaron advertencias hacia los jugadores y la directiva, además de presentar pancartas con leyendas como “En la Liguilla no queremos mamadas” y “Las leyendas no se venden”. 

“El enem1go está en cas4”, fue otro de los escritos que se pudieron apreciar y que hizo referencia a la goleada recibida en diciembre de 2020 en Ciudad Universitaria, donde Pumas se levantó de un 4-0 que la Máquina les había propinado en el Estadio Azteca.

Las pancartas también podrían ser un duro golpe para Jesús Corona y Julio César Domínguez, quienes portan esos dorsales (1 y 4) y han sido señalados como muy cercanos a Guillermo Álvarez, hoy prófugo de la justicia.

Cruz Azul atraviesa su mejor momento con 13 partidos sin perder en la Liga MX, además de empatar el récord de 12 victorias consecutivas en el futbol mexicano y encontrarse a dos partidos de amarrar el liderato previo a la fase de eliminación directa.

Tras reconciliarse con su lastimada afición, que los abucheó e incluso les aventó huevos, ahora los apoya en el hotel deconcentración, aunque todavía una sección de la fanaticada le pidió al club no caer en momentos clave.

Foto: Twitter