El gobernador Miguel Barbosa Huerta insistió en que faltan lajas del zócalo de Puebla y adelantó que su administración hará un inventario de cada una de ellas, para evitar un saqueo al patrimonio.

En contraste con 2019, cuando desestimó la advertencia de especialistas sobre daños en las lajas del atrio de Catedral, por la instalación de la réplica de la Capilla Sixtina, el mandatario refirió que no se van a perder piezas que “tienen un enorme valor histórico”.

“Que las devuelvan (las lajas), no vamos a dejar que haya un abuso a la vista de todos, menos del gobierno del estado. Vamos hacer un inventario nosotros y vamos reclamar una a una las lajas. Tienen un enorme valor histórico, cientos de años”, sentenció Barbosa en su conferencia matutina de este martes.

También dijo que su gobierno no permitirá que nadie aproveche para llevarse las lajas para sus hogares.

“Ahí en esas lajas, sobre esas lajas, concluyó el sitio de Puebla en mayo de 1863. Ahí hubo combates y muchas cosas, como para que hoy aparezcan en las casas de algunos que quieren aprovecharse de eso. No, vamos a vigilar que esto se evite”, expresó.

Los daños a la catedral

En 2019, no hubo ningún posicionamiento sobre el tema ni la administración estatal sancionó a la empresa que incurrió en estas alteraciones al patrimonio.

En comparecencia, el secretario de Cultura de Puebla, Sergio Vergara Berdejo, confirmó que 32 lajas del atrio de Catedral resultaron con daño en aquella ocasión y 30 tuvieron fracturas sin recuperación.

Según Berdejo, no se conoce la penalización pues fue impuesta por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

No hay permisos para obras en el zócalo

Por otra parte, Beatriz Manrique Guevara, informó que las empresas asignadas para el desarrollo de las obras de la Sedatu en la capital, en la que destaca el zócalo de Puebla, aún no han completado los requisitos para el desarrollo de obras.

“Hemos estado en comunicación con ellos, orientándolos y apoyándolos, sin embargo, no cuentan aún con los permisos porque no están completos los expedientes”, sentenció.

De acuerdo con el arqueólogo y asesor cultural del Museo de la UPAEP, Eduardo Merlo Juárez, la ley vigente no permite alterar la plancha del zócalo, retirar lajas, ni cambiar las lámparas.

“Las lajas (del zócalo)  no se pueden quitar. Ya quitaron las que estaba en las calles, para el famoso adocreto que no sirve para nada en la temporada de lluvias. Las lajas (en ese momento) desaparecieron”, comentó en entrevista a e-consulta.