El autobús donde viajaba el Real Madrid fue apedreado en su llegada a Anfield por los aficionados al Liverpool, quienes se congregaron en los alrededores del estadio para esperar el arribo de ambos clubes.

Real Madrid terminó con el bus roto de un vidrio luego de aparecer en una de las calles paralelas a Anfield a poco más de hora y media para el inicio del encuentro de vuelta por los cuartos de final de vuelta en la UEFA Champions Legue.

Aunque la recepción del vehículo se pudo considerar ‘pacífica’ gracias a la escolta de la policía británica, varios aficionados tiraron piedras contra el autobús, además de inundar el ambiente con bengalas que desprendían humo de color rojo.

El autobús merengue fue el primero que se hizo presente en una de las avenidas. Tras su llegada se pudo observar a cientos de aficionados, la mayoría de ellos sin mascarillas y sin respetar las distancias de seguridad, que dirigieron cánticos al equipo español y encendieron algunas bengalas.

El plato fuerte llegó unos minutos más tarde, cuando a una hora y media del comienzo del encuentro, apareció el bus rojo de los ingleses.

Madrid llegó a Anfield con la ventaja de 3-1 conseguida en el juego de ida, por lo que el cuadro dirigido por Jürgen Klopp tratará de hacer una remontada histórica para insertarse en la siguiente ronda del certamen europeo.

Foto: Captura de Pantalla de Twitter