El golfista Hideki Matsuyama se coronó en el Masters del pasado domingo luego de dominar los últimos 18 hoyos en el Augusta National. La tarjeta de 276 impactos (10 bajo par) le valió al asiático vestir la chaqueta verde y se convirtió en el primer jugador japonés en conquistar el Masters de Augusta.

Matsuyama, de 29 años de edad, perdió un poco el control de la jornada al caer en el agua posterior al green de la bandera 15, cuando corría con una ventaja de cuatro golpes sobre Xander Schauffele. El estadounidense le recortó a dos la distancia con tres hoyos por jugar. Pero así como el nipón cometió errores, éstos también le afectaron al norteamericano, quien se fue al lago del 16 y dejó el camino libre para la corona.

La gran ronda que tuvo el sábado (donde firmó 65 golpes) fue lo que le alcanzó a Hideki para mantener siempre el liderato –pese al error y otro par de bogeys en los hoyos 16 y 18– y quedarse con la victoria. El pasado domingo cerró el certamen con una tarjeta en par (73 impactos, uno sobre par) para enfundarse la chaqueta verde, la primera para él y Japón, que amaneció para verlo consagrarse. 

Se trató además de la sexta victoria para Matsuyama en el PGA Tour y primero en un Major, al que se presentó hace una década como amateur y fue galardonado como el mejor aficionado en aquella participación.

La victoria en el Masters era cuestión de tiempo para el japonés, pues ya se presentó a este certamen con amplia experiencia y cuatro Top 6 en los otros torneos que forman parte del Grand Slam del golf (segundo lugar en el US Open, cuarto en el PGA Championship, sexto en The Open Championship y quinto en el Masters). 

En segundo lugar culminó el sorpresivo Will Zalatoris (-9), seguido por Jordan Spieth y Schauffele (-7) y el español Jon Rahm (-6). Por su parte, el mexicano Abraham Ancer, quien tuvo una ronda de 70 impactos (+2 en total), cerró empatado en el sitio 26. El tamaulipeco firmó cuatro pájaros y tres bogeys para cerrar su segunda participación en el Augusta National.

Foto: Twitter