La alcaldesa Claudia Rivera Vivanco pidió unidad a sus contrincantes y los urgió a dar “vuelta a la página”, tras convertirse en candidata de Morena a la alcaldía de Puebla para buscar la reelección. 

Al ser presentada este domingo como la futura abanderada, se dijo respetuosa de las inconformidades contra su postulación y llamó al diálogo a los demás aspirantes.

Tras la impugnación y descalificaciones del diputado local plurinominal, Gabriel Biestro Medinilla, la edil dijo en rueda de prensa que no caerá en “discursos derrotistas” de quienes buscan recuperar espacios y privilegios.

Sin nombrar al legislador, señaló que incurren en discursos derrotistas quienes tuvieron un cargo y la oportunidad de hacer las cosas bien, pero en vez de eso, “traicionaron al pueblo”.

Acusó que entre la militancia hay personajes que, con tal de obtener poder, incurren en viejas prácticas que en el pasado criticaron, como las campañas negras, las cuales exigió detener.

“No vamos a engancharnos en discursos derrotistas. Quienes lo hacen son aquellos ahora quieren recuperar sus privilegios y quieren volver a esos espacios donde tuvieron la oportunidad de hacer las cosas bien y no lo hicieron y traicionaron la confianza del pueblo”, puntualizó.

Junto al líder estatal de Morena, Édgar Garmendia de los Santos, y el presidente del Consejo Estatal, Saúl Papaqui Hernández, la alcaldesa dijo que a pesar de todo no prestará atención a la denostación, y solo se ocupará de su campaña.

Reservan resultados

Sobre la encuesta de Morena que definió la candidatura, Garmendia de los Santos dijo desconocer los resultados pero dijo que se harán públicos en próximos días.

Reiteró que solo la Comisión Nacional de Elecciones (CNE) y la Comisión Nacional de Encuestas poseen dicha información, pero respaldó a la alcaldesa al afirmar que fue “el mejor perfil” de Morena en 2018 y el viernes se ratificó que lo sigue siendo.