La ex agente ministerial Verónica Chávez Cruz anunció que presentará una demanda civil en contra de la periodista Lydia Cacho por daño moral, luego de que a través de un amparo libró la orden de aprehensión en su contra por el caso de tortura en contra de la periodista.

La demanda también alcanzará a la Fiscalía General del Estado pues Verónica Chávez planea exigir la restitución de su puesto y el pago de salarios caídos, pues no solamente perdió su trabajo sino que por el estigma del caso Cacho le ha sido imposible obtener uno nuevo .

En rueda de prensa, la ex policía ministerial informó que la batalla legal la hará de la mano del abogado José Luis Ramírez Téllez, quien ya consiguió que en febrero del 2020 un Tribunal Colegiado le diera un amparo liso y llano para evitar su aprehensión.
 


Verónica Chávez señaló que en 2007 empezó su viacrucis legal cuando fue citada a declarar ante la Procuraduría General de la República, además de que en 2012 fue separada de su cargo y dos años más tarde fue destituida formalmente.

Ante esta situación es que la ex agente ministerial emprenderá la demanda civil para que la activista y periodista Lydia Cacho ofrezca una disculpa pública por los señalamientos a su persona, así como la reparación integral del daño moral.

Del mismo modo solicitará que la Fiscalía General del Estado restituya a Verónica Chávez en su puesto para que pueda ser liquidada conforme a la ley y se le paguen los salarios caídos desde el 2012 a la fecha.

Verónica Chávez consideró que ella también fue agraviada ya que ella solo cumplió con su trabajo de apoyo para el traslado de una persona que ya había sido detenida, situación que le trajo conflictos personales y laborales.

Reveló que entre otras cosas, perdió su trabajo y no ha podido obtener otro por el estigma del caso de Lydia Cacho, pero además en 2019 no pudo asistir al funeral de su único hijo por temor a ser detenida.