Un niño  de 10 años de edad habría sido pieza fundamental para confirmar el maltrato del que fue víctima su hermana de 6 años de edad y que derivó en su muerte en el complejo médico Gonzalo Río Arronte de Atlixco.

Así lo dio a conocer el gobernador Miguel Barbosa Huerta durante su conferencia de prensa matutina, donde indicó que el caso fue atendido desde el pasado viernes por el Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (Sedif).

El funcionario público indicó que fue el hermano de la víctima, otro niño de 10 años de edad, quien confirmó que su hermana fue golpeada por su mamá y por su padrastro, heridas que a la postre le causaron la muerte.

La menor fue atendida en el complejo médico Gonzalo Río Arronte del municipio de Atlixco pero esto fue insuficiente para poder salvar su vida pues presentó un traumatismo craneoencefálico severo que, según sus padres, se provocó al caerse de una silla.

Durante la inspección al cuerpo se detectó que tenía heridas en otras partes del cuerpo y cicatrices por quemaduras en la espalda, presuntamente causadas con un cigarro, por el tamaño y forma de las mismas.

El gobernador Miguel Barbosa también confirmó que la pareja agresora está detenida desde el viernes que se tuvo conocimiento de los hechos, además de que el Sedif formalizó una denuncia en su contra por el maltrato infantil.