Una pareja se encuentra detenida y a disposición del agente del Ministerio Público para investigar su posible responsabilidad en la muerte de su menor hija de 6 años de edad, quien presentaba huellas de maltrato físico y sexual.

Fuentes extraoficiales al interior de la Fiscalía General del Estado confirmaron la investigación que obra en el expediente 3578/2021 de la Fiscalía Especializada en Investigación de Homicidios.

El caso se descubrió luego de que una pareja acudió la tarde del 5 de marzo al complejo médico "Gonzalo Río Arronte" del municipio de Atlixco para pedir atención médica para una menor de seis años, cuya identidad se reserva para evitar vulnerar su imagen.

La menor fue ingresada de urgencias al área de terapia intensiva pues, a simple vista, presentaba un traumatismo craneoencefálico severo, pues su madre y su padrastro argumentaban que la pequeña se había caído de una silla.

Mientras era atendida los médicos se percataron de que la menor tenía el llamado "síndrome del niño maltratado", ya que además del traumatismo craneal tenía heridas en las cervicales y las costillas, así como golpes en el cuerpo.

La pequeña también presentó heridas más graves como cicatrices de quemaduras que, por el tamaño, parecían haberse hechos con el fuego de un cigarro, además haciendo una inspección más detallada se observaron lesiones en el área genital.

Ante esta situación el área de trabajo social del hospital dio aviso a la Fiscalía General del Estado para que tomara conocimiento del deceso pero también de las lesiones que presentaba la niña.

Ya por la noche un grupo de agentes ministeriales se constituyó en el lugar y tras hacer de conocimiento los hallazgos en el cuerpo de la menor, la madre y el padrastro fueron llevados al Ministerio Público en calidad de presentados.

Las fuentes consultadas explicaron que hasta la mañana de este sábado la pareja seguía a disposición del agente del Ministerio Público a espera de que decida su situación legal con la judicialización, o no, de la carpeta de investigación.

En tanto que los abuelos maternos de la víctima acudieron para hacer el reconocimiento formal del cuerpo y esperar a completar los trámites correspondientes que permitan recuperar el cadáver para poder darle sepultura.