En los dos años y medio de la LX Legislatura en Puebla se legisló la paridad de género en cargos públicos, se tipificó el ciberacoso, la violencia política y digital, pero el aborto aún es delito.

En el marco del Día Internacional de la Mujer estas son las reformas más relevantes en materia de género, impulsadas y apoyadas por diversos partidos políticos.

Con una serie de reformas al Código Penal del estado el 4 de marzo de 2020 se tipificó la violencia digital, para sancionar el acoso, hostigamiento, intimidación o amenazas contra las mujeres a través de internet o redes sociales.

Entre las medidas aprobadas se impuso una pena de hasta 6 años de cárcel para la “porno venganza”, práctica que consiste en difundir fotos, videos, audios o cualquier material erótico sin consentimiento de la víctima.

En julio de 2019 el Congreso de Puebla aprobó aumentar de 40 a 60 años la pena máxima por violación cuando las víctimas sean mujeres menores de edad o mayores de 60 años.

El 14 de enero de este año elevó de 8 a 12 años la pena máxima por violencia familiar, cuando se trate de menores de edad, mujeres embarazadas o mayores de 60 años.

Cárcel por violencia obstétrica

En noviembre de 2020 se estableció una pena de hasta 15 años de cárcel a la esterilización forzada o sin consentimiento, además de multas a conductas que se tipificaron como violencia obstétrica, como el maltrato a mujeres embarazadas o la negativa de acompañantes durante el parto.

También se aprobó la aplicación del “Protocolo Alba” en el estado, para obligar a las autoridades a buscar a las niñas y mujeres desde su reporte de desaparición y hasta encontrarlas.

El 15 de julio de 2020 se aprobó la paridad de género total, para hacer obligatorio que sean para mujeres la mitad de cargos públicos en el gobierno estatal, los ayuntamientos, el poder Legislativo y el Judicial. 

El mismo día se tipificó la violencia política en razón de género, para defender los derechos político-electorales de las mujeres y evitar que personas sentenciadas por algún tipo de violencia lleguen a ocupar cargos públicos.

La semana antepasada se amplió el concepto de violencia laboral para que ahora se considere como tal el exigir certificados de no embarazo para condicionar la contratación o permanencia en un empleo, además de que se prohibió la exigencia de vestimenta que sexualice a las mujeres.

Pendiente despenalizar aborto

Uno de los grandes pendientes de la LX Legislatura es la despenalización del aborto, delito que actualmente se castiga hasta con un año de cárcel.

El derecho al aborto legal y seguro es de las principales demandas de colectivas feministas que este lunes marcharán en exigencia de derechos para las mujeres y un alto a la violencia en su contra.

Incluso el Congreso del estado estuvo tomado por mujeres durante 25 días a finales del año pasado, a fin de obligar a los legisladores a discutir el tema, lo cual lograron solo por escrito, ya que el acuerdo fue analizar el tema en abril, pero diputados lo postergaron a mayo.