Ante la crisis por la pandemia de Covid-19, en el estado de Puebla terminaron operaciones 68 escuelas privadas.

El gobernador Miguel Barbosa Huerta refirió que estas son las estadísticas oficiales de la Secretaría de Educación de Puebla, por lo que no consideró declaraciones de líderes del sector  educativo privado que estimaron en más de 400 los planteles cerrados.

“Hasta el momento solo hay 68 escuelas privadas cerradas. Es el reporte de la Secretaría de Educación (…) los números ( del sector privado)  son para crear declaraciones impactantes”, dijo en conferencia de prensa, tras ser cuestionado sobre el tema.

El mandatario señaló que muchas escuelas se vieron afectadas por el número de alumnos que decidieron darse de baja.

De acuerdo con la Secretaría de Educación, de las instituciones que cerraron, una era de educación especial; dos, de inicial; 46 de preescolar; 13 de primaria; cinco de secundaria y una de bachillerato.

En general, 21 mil 968 alumnos abandonaron la educación privada y se cambiaron a escuelas públicas.

De los alumnos que se mudaron de educación privada a pública,  10 mil 570 eran de preescolar; 8 mil 931 de primaria; 1 mil 671 de secundaria y 796 de bachillerato.

Aumenta deserción escolar

De acuerdo con el diagnóstico “Cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) Post Covid-19 para un Plan Estratégico de Bienestar ante la nueva normalidad” del Ayuntamiento de Puebla,  79.4% de los casos de deserción escolar de alumnos de nivel superior en la capital fue para irse a trabajar, ante la crisis por la pandemia.

El 6.3% de padres de familias que tenían a sus hijos en escuelas privadas tuvo que cambiarlos a una institución de menor costo. Sólo el 14.6% de los alumnos recibió una beca o apoyo para seguir con sus estudios, principalmente en bachillerato y secundaria.

El 41.46%  tuvo que hacer un esfuerzo para comprar algún dispositivo electrónico para las clases en línea y el 9% estuvo obligado a pagar más  para mejorar la conexión de internet.