Los problemas económicos por la pandemia del virus del SARS-CoV-2 obligaron a que al menos 49.2% de los hogares de la ciudad de Puebla hicieran recortes en sus gastos —en algún momento— por lo que dejaron de pagar uno o dos servicios.

Se estima que 26.9% de las viviendas dejaron de pagar agua y 26.4% la línea telefónica, revela el diagnóstico “Cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) Post Covid-19 para un Plan Estratégico de Bienestar ante la nueva normalidad” del Ayuntamiento de Puebla.

El reporte refiere que 16.1% dejó de pagar para tener en su hogar gas, mientras 8.3% decidió no tener el servicio de energía eléctrica.

Asimismo, el 19.7% de los 800 encuestados entre marzo y agosto de 2020, reportó que no pagó el internet.

La falta de servicios impactó a consecuencia de que 70% de las familias, es decir, siete de cada 10, tuvo alguna afectación económica en 2020.

Mientras que 82% de los hogares obtiene ingresos por debajo de la línea de bienestar, lo que ha generado una disminución de recursos en 30% para su alimentación.

“En 6.3% de los hogares algún miembro de su familia dejó de desayunar, comer o cenar por falta de dinero o recursos y en 11.4% de los hogares algún miembro de su hogar comió menos de lo que debía o se quedó con hambre”, agrega el análisis,

También refiere que el 81.4% de los capitalinos que fueron apoyados recibieron despensas.

Dinero no alcanza

En 60.8% de los poblanos vio afectado el ingreso familiar, incluso, destaca que en 44.2% de los casos es la abuela o el abuelo quien en algún momento sostuvo económicamente una vivienda.

Por el paro de actividades comerciales, a 48.1% de los trabajadores le redujeron el sueldo y al 23% le dejaron de pagar un mes.

De la actividad informal, dependen 24.6%y el 34% aún conserva un empleo fijo. Aunque el 58.3% perdió su empleo con seguridad social.

El análisis resalta que el 39% de los hombres y 28% de las mujeres dedicaron 8 horas diarias al trabajo laboral remunerado.

Asimismo, el 13.8% de las mujeres y el 8.1% de los hombres ocuparon hasta 4 horas diarias a los quehaceres domésticos.

Mientras el 30.2% de los hombres obtienen ingresos de entre 6 mil 600 y 13 mil 200 pesos; el 30.9% de las mujeres obtiene ingresos de entre 3 mil 300 y 6 mil 600 pesos.

Futuro, ¿el desempleo?

El análisis que hizo la Comuna con el acompañamiento del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) alerta que el abandono escolar, genera incertidumbre por el futuro de los jóvenes y el desempleo.

Destaca que 79.4% de los casos de deserción escolar en el nivel superior fue para trabajar y que el 4.2% de los hogares con miembros en edad escolar ha tenido que dejar de estudiar derivado de la pandemia de Covid-19.

Mientras que 6.3% de padres de familias que tenían a sus hijos en escuelas privadas tuvo que cambiarlos a una institución de menor costo. El 14.6% de los alumnos recibió una beca o apoyo para seguir con sus estudios, principalmente en bachillerato y secundaria.

El 41.46% de ellos también tuvo que hacer un esfuerzo para comprar algún dispositivo electrónico para las clases en línea y el 9% estuvo obligado a aumentar el paquete de datos para mejorar la conexión de internet.

Por otra parte, se dio a conocer que en la ciudad de Puebla reportaron que el 61.1% de las familias cuenta con seguridad social.

En 25.9% de los hogares ningunos de sus miembros tiene acceso a servicios de salud pública, además de que el 15.6 % de los hogares cuentan con un adulto mayor que requiere atención médica constante.

¿Quién cuida a los niños?

Ante el cierre de guarderías, en 82.9% de los hogares el cuidado de un menor estuvo a cargo de un miembro de la familia.

En 4.9% casos se tiene que pagarle a alguien que no es miembro de la familia.

Mientras en 47.1% de las familias la abuela cuida a los menores de edad, el 32.4% la tía y el 11.8% la madre.