El Chavo La Chilindrina eran dos personajes infantiles que pese a sus pleitos y diferencias, eran muy buenos amigos que se divertían en la vecindad y escuela, donde pasaban la mayor parte del tiempo.

Pero en la vida real, la relación entre Roberto Gómez Bolaños y María Antonieta de las Nieves era diferente. Los actores tuvieron diferencias que duraron años, e incluso disputaron por el personaje de La Chilindrina.

Tras años de conflictos, María Antonieta comentó que ella se encontró con Roberto y "Yo le grité 'Chespirito', estaba en la cola para registrarse del hotel. Me abrazo, un abrazo de esos que hubiera querido darle 20 y le dije: 'Chespirito, ¿qué pasó? ¿Si tanto nos queremos, por qué esta separación?'”

El comediante dijo que la causa de su distanciamiento fue culpa de la prensa.

En entrevista con Yordi RosadoMaría Antonieta habló de las diferencias que tuvo con el comediante y cómo iniciaron.

“Hacemos el script y le digo a Chespirito: 'Mira, aquí te traigo lo que quiero hacer'. Y dice: 'Está bien, porque no hay un sólo personaje que se parezca a lo que hacemos nosotros, ahora busca tu oportunidad'”, recordó la actriz.

“Imagínate para ver al patrón (Azcárraga): hablé con uno, con otro, con todos los patrones que tenemos y era de: 'Ah sí, espérame'. Hasta que le dije: 'Chespirito, quiero hacer un piloto, porque si no lo hago aquí lo voy a hacer en Centro o Sudamérica'. Me dice: 'Bueno, yo te lo hago en mi oficina'. Dije: 'Esta bendición nunca la creí posible'”, fueron las palabras de De las nieves.

La comediante logró realizar el script de su proyecto, pero pasó el tiempo y no veía estuviera al aire.

“Fuimos a su oficina, empezaron a checar el script, hacemos el piloto, me lo dirige Édgar Vivar y me dice Chespirito: 'Salió muy bueno, en cualquier momentito entras al aire'. Esperé 2 años y no entraba, hasta que le dije a Chespirito: '¿Por qué no entra?'”, contó.

La respuesta de Gómez Bolaños a La Chilindrina fue que los directivos no querían que si programa saliera al aire; pero una persona le contó que la razón por la que su idea no prosperaba en la empresa era porque Chespirito no quería.

Ante este escenario, María decidió ir con Emilio Azcárraga para que su proyecto viera la luz, pero para eso tuvo que esperar.

“Entonces dije: 'Dios mío, tienes que darme luz y fuera para saber qué es lo que pasa'. Voy a la oficina del Señor Azcárraga y ahí estaba su secretaria: 'Ahorita te recibe el patrón'. Eran como las 4 de la tarde, entró el patrón y vio a don Ernesto Alonso, a Raúl Velasco, a todos los grandes y yo sentadita ahí”, recordó.

Hasta las 9:30 de la noche la oficina de “El Tigre”, Azcárraga se abrió para María Antonieta, quien le contó sobre sus proyectos y el presunto bloqueo de Chespirito.

“Se lo eché de corridito: 'Aquí está mi piloto, me dice Chespirito que está muy bueno, pero él no quiere que entre al aire'", se quejó la famosa ante el dueño de la empresa.

“Yo no sabía que tuvieras un piloto, pero lo voy a ver; voy a verlo 3 minutos y si en esos 3 minutos me convences, entras al aire, pero antes necesito que me hagas una película”, condicionó el empresario.

Aquí está La Chilindrina se transmitió, ante lo que pareciera el malestar de Chespirito.

Cuando María Antonieta de las Nieves fue a registrar el nombre de La Chilis, en Derechos de Autor le comentaron que "hace 15 años que nadie registra los nombres" de los personajes. Ante tal revelación, también registró el personaje La Chilindrina.

El fin de la batalla legal

“La Chilindrina es mía y no me la puede quitar nadie”, dijo María Antonieta de las Nieves a finales de julio de 2013 en Lima, luego de una guerra de 12 años contra Gómez Bolaños.

María Antonieta informó a los medios que había ganado una demanda que Roberto Gómez Bolaños y Televisa interpusieron en su contra en 2001 por uso indebido del personaje que le dio fama en toda América Latina.

“¿Quién es más dueño de un personaje, el que lo creó físicamente, cómo hablar, cómo reír, cómo vestirse, porque los vestidos me los hacía mi mamá, o la persona que le puso el nombre?”, le dijo a Univisión hace años.