Alberto Fernández, presidente de Argentina, arribó este lunes a México con el fin de cumplir con una agenda de trabajo que tendrá un plazo de tres días, pero lo hizo montado en el avión de Lionel Messi.

La prensa del país sudamericano señaló que el propio astro argentino fue quien le alquiló la aeronave por cuatro días con un costo de 160 mil dólares.

El Gulfstream V, matrícula LV-IRQ, está equipado con 16 asientos de clase ejecutiva que pueden transformarse de inmediato en ocho camas, así como dos baños y dos cocinas.

El jefe de Estado argentino fue recibido por el ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, y por el embajador argentino, Carlos Tomada.

Este lunes, Fernández se reunirá con empresarios mexicanos con inversiones en Argentina y por la tarde visitará, junto con Ebrard y el canciller argentino, Felipe Solá, la planta del laboratorio mexicano Liomont en Ocoyoacac, municipio del Estado de México y prácticamente vecino de la capital.

Foto: Twitter