Este martes continuó el estupendo torneo para Aslan Karatsev luego de alcanzar las semifinales del Abierto de Australia al vencer a Grigor Dimitrov por 2-6, 6-4, 6-1 y 6-2, con lo que se convierte en el primer tenista masculino de la era open en alcanzar las semifinales en su debut en un Grand Slam.

Aunque actualmente figura como el número 114 del mundo fue el quinto clasificado en llegar a semifinales de un torneo principal masculino en la era open y el jugador con el ranking más bajo en llegar a una semifinal de Grand Slam en dos décadas.

El ruso, quien obtuvo un lugar en el Abierto de Australia en su décimo intento de clasificarse a un Grand Slam, se enfrentará a Novak Djokovic, ocho veces campeón, luego de que éste echara en cuartos al otro ruso, Alexander Zverev.

"Es una sensación increíble", dijo el jugador de 27 años, cuya victoria estuvo marcada por aplausos enlatados debido a que los aficionados todavía están prohibidos en Melbourne Park debido a un bloqueo de cinco días por el coronavirus.

Dimitrov, quien no había caído en ningún set durante su camino hacia cuartos de final, declaró que había sufrido un espasmo en la espalda el lunes.

Karatsev confesó haberse impuesto ante el nerviosismo que lo invadió al comienzo de la contienda en el Rod Laver Arena, pues su primer set –que estuvo plagado de errores- fue realmente para el olvido. Sin embargo, reforzó rápidamente su juego para lograr la remontada.

Con sus compañeros de equipo en la ATP Cup, Daniil Medvedev y Andrey Rublev, que se enfrentarán en cuartos de final el miércoles, Rusia ha garantizado la presencia de dos jugadores en las semifinales e incluso ambos podrían finalistas.

"Intento no pensar en ello, sólo miro el próximo partido", dijo Karatsev.

Foto: Twitter