El plantón de activistas que exigen la “ley Agnes” o de identidad de género concluyó sin ser atendido por el Congreso de Puebla, que no prevé aprobar la legislación este lunes, como prometió.

Integrantes de la comunidad transexual y feminista anunciaron en redes sociales la conclusión de la manifestación, pero advirtieron que las protestas continuarán en la semana.

En un video denunciaron que el Legislativo se negó a recibir su pliego petitorio, mientras que el gobierno del estado y el de la capital lo aceptaron desde el viernes, que inició el plantón.

En su mensaje acusaron que el titular de Atención Ciudadana del Congreso, Alejandro Hernández López, aunque hizo acto de presencia, no accedió a tomar el oficio.

Incluso afirmaron que el sábado sostuvo plática con algunos policías que increparon a las personas del plantón, pero no escuchó las demandas.

Exigen legislación

Las protestas son para exigir que se apruebe este lunes la legislación que prometió por escrito la Junta de Gobierno a las feministas que por 25 días tuvieron tomado el Congreso del estado.

Feministas tomaron el recinto el 24 de noviembre y lo entregaron el 18 de diciembre, a cambio de que, entre otras cosas, se legislaran la "ley Agnes" y la despenalización del aborto.

Con las reformas de identidad auto percibida se reconocerían en la ley géneros distintos al masculino y femenino; se daría certeza jurídica a las personas que decidieran cambiar de género y se reconocerían sus derechos.

La semana pasada diputadas a cargo de las reformas anunciaron que no se cumpliría el acuerdo porque no hay fechas para que el tema se analice en comisiones y todavía se planean “mesas de trabajo” para analizar el tema.

Demandan congruencia

La alcaldesa Claudia Rivera Vivanco se pronunció al respecto este domingo y demandó congruencia a los legisladores de Juntos Haremos Historia, en especial a sus compañeros de Morena.

En entrevista criticó al presidente de la Junta de Gobierno, Gabriel Biestro Medinilla, por cuestionar las obras del ayuntamiento de la capital en lugar de atender las protestas por la “ley Agnes”.

Por ello urgió a cumplir los acuerdos con las feministas, pues además recordó que la agenda progresista fue un compromiso de campaña de los legisladores que ahora han retrasado las reformas de identidad de género y la despenalización del aborto.

La "ley Agnes" se denomina así en memoria de la psicóloga y activista Agnes Torres Hernández, mujer transgénero que impulsó la legislación en Puebla desde la década pasada, antes de ser asesinada en 2012.

Foto Agencia Enfoque