En Atlixco los campos se llenaron de rosas para este 14 de febrero, gracias al clima se lograron cosechas de calidad y una producción que da seguridad económica a los campesinos, pues desde inicios de esta semana la venta de la flor no se ha detenido.

Pese a las restricciones sanitarias por la pandemia y la crisis por covid19, esta temporada de corte y venta de las tradicionales rosas salió a flote. 

Lorenzo Díaz Ortega, coordinador de la plazuela Santa Rita, informó que se producen en este municipio 110 hectáreas de esta flor, principalmente en color rojo, ya que es la de mayor demanda por la temporada.

 Los principales compradores provienen de los estados de Guerrero, Oaxaca e Hidalgo y este 2021 no han parado de llegar a esta central de abastos regional.

Lo anterior debido a la alta demanda de esta flor que se ha convertido en un símbolo del día de San Valentín, pues además de los arreglos florales, se usa en hoteles, moteles restaurantes y plazas públicas.

En cuanto al precio; empezó en 200 pesos la gruesa, pero este jueves logró elevarse a 700 pesos, lo que indica que se podrá alcanzar pese a la pandemia la derrama económica generada en el 2019 que fue de 5 millones de pesos, aproximadamente.

“La venta empezó el lunes, este jueves fue un buen día, se acabaron todas las camionetas que llegaron, pero esperamos que este 13 sea mejor, pues la planta para lucir debe ser cortada dos días antes, para poder vender previo al día de los enamorados”, señaló el funcionario.

De la siembra y corte de rosa a cielo abierto, viven específicamente 150 familias, aunque a la producción de las 50 variantes de flor chicas se dedican más de 2 mil hogares. “Lo mejor de este año es que toda la flor se está vendiendo: girasoles, crisantemos, alcatraces, margaritas, todas”, aseguró.

Finalmente señaló que esta es una buena temporada, porque la demanda es alta y el frío hace que baje la producción, entonces el campesino logra tener un mejor ingreso, ya que no hay muchos lugares en Puebla donde comprar rosas para los enamorados