De nueva cuenta Barcelona tendrá que remar contra corriente para mantenerse con vida en la Copa del Rey luego de que este miércoles cayeran en la Ida de las Semifinales ante el Sevilla, que se valió de un golazo de uno de sus defensas centrales y otro del exbarcelonista, Iván Rakitic, para llevarse el primero de dos partidos por 2-0 en su casa andaluza.

Tal como ha ocurrido en las últimas dos semanas el conjunto catalán inició lento el partido y sin mucho trato de pelota para ceder iniciativa al rival. Dichos aspectos terminaron por costarle caro, tanto, que al momento de reaccionar fue demasiado tarde para al menos igualar el partido en la cancha del Ramón Sánchez-Pizjuán.

El marcador lo abrió el defensa central, Jules Koundé al minuto 25, en una jugada que él mismo inició en tres cuartos de cancha. Al mero estilo de Lionel Messi, el zaguero hizo un autopase que exhibió a Samuel Umtiti y como si se tratara de un delantero matón, definió con tranquilidad y un disparo cruzado.

Ya sin mucho protagonismo en el campo, y con una estrategia más defensiva, los locales encontraron el segundo tanto de la noche gracias a Iván Rakitic, jugador que hasta ocho meses defendió los colores del Barcelona, quien entró al área y definió con un tiro potente para vencer a Marc-André ter Stegen.

 

La vuelta

El segundo partido de esta llave se jugará en el Camp Nou el próximo 3 de marzo, mientras que en la otra llave están Levante y Athletic Bilbao para definir a los finalistas.

Foto: Twitter