Debido a la ausencia de lluvias durante 2020 y las altas temperaturas, se redujo en más del 50 por ciento la producción de café en la Sierra Negra de Puebla, además el precio de este grano no ha aumentado su precio desde hace ya algunos años, declaró Samuel Castro Puertos, productor de esa zona.

Señaló que la cosecha ya se inició desde diciembre, sin embargo, en esta temporada no se reunió lo que acostumbran, ya que él como productor de la zona baja de San Sebastián Tlacotepec en la Sierra Negra, cada año lograba comercializar hasta 12 toneladas, pero en esta ocasión solo juntó tres toneladas y media.

Mencionó que no recibirán apoyo por parte de las autoridades por la cosecha perdida y aunque su producción la vende a empresas nacionales, tampoco les han mencionado algún tipo de seguro con el que puedan recuperar un poco de su inversión.

Agregó que la misma situación ocurre con los demás agricultores, quienes se quejaron por no haber reunido lo esperado como cada año, sin embargo, también recodaron que durante 2020 hubo muy pocas lluvias y las temperaturas alcanzaron hasta los 40°C, lo cual pudo haber repercutido en los resultados que se obtuvieron en esta temporada.

Castro Puertos manifestó que la conducta climática registrada durante el año pasado se puede deber al daño causado al medio ambiente, lo cual afecta el campo, de igual manera dijo que hace algunos años llovía con gran intensidad en su zona, mientras que las altas temperaturas eran normales.

Aseveró que en la zona baja hay por lo menos unos 300 productores, juntos siembran unas 500 hectáreas de café tipo robusta, mientras que en la zona media alta se recolecta el café arábigo.