La victoria de Sergio Pérez en el Gran Premio de Sakhir fue sin duda uno de los momentos cumbre en la carrera del mexicano, pues se impuso contra todo pronóstico y logró el podio de primer lugar luego que ningún corredor azteca hiciera lo mismo en 50 años.

A su llegada a Red Bull, el segundo mejor coche de la F1 en la actualidad, el héroe local continúa levantando pasiones y ya agotó las entradas de paddock club para la próxima cita del Gran Premio de México (fechado el 31 de octubre).

Estas entradas prácticamente volaron a los cinco minutos de que se hiciera oficial el anuncio de su fichaje, sin saberse aún si se podrá disputar o no debido a la pandemia de coronavirus y con todo y que los boletos superen los 3 mil dólares.

Checo es el primer piloto en 10 años que no sale de la cantera de RB, por lo que el fichaje del mexicano podría ser uno de los más exigidos.

“Cuando ganó en Bahréin, vimos lo rápido que es y lo bueno que es con los neumáticos al mismo tiempo. Fue capaz de demostrar su valía durante toda la temporada”, señaló Helmut Marko, asesor de la escudería, quien también reconoció que tuvo que despachar al otro candidato vía telefónica.

“Creemos que podemos compensar en gran medida la pérdida de carga aerodinámica, estamos mejor posicionados, pero tenemos que esperar y ver qué trae Mercedes. Honda está enviando señales positivas, ya que nos faltaban tres décimas del motor y Mecedes tenía problemas de fiabilidad", culminó.

El estreno de Pérez en la Gran Carpa podría ser el próximo 21 de marzo en el GP de Australia, en Melbourne.

Foto: Twitter