Los Ministerios Públicos de Puebla demoraron de 1 a 7 horas en atender a una persona víctima de un delito sexual entre julio de 2019 y marzo de 2020, periodo en el que se denunciaron al menos 8 mil 687 delitos de este tipo.

El Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla (CCSJP) y México Unido Contra la Delincuencia (MUCD) realizaron un monitoreo en tres agencias del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE), donde hallaron carencias graves para la atención a víctimas en la Unidad de Investigación Especializada en Delitos Sexuales.

En el periodo evaluado, el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) documentó 8 mil 687 delitos relacionados con el abuso sexual, el acoso sexual, el hostigamiento sexual, la violación simple, la violación equiparada, la violencia familiar, corrupción de menores, y trata de personas.

De acuerdo con el análisis, el 31 por ciento de las víctimas ha demorado 7 horas en interponer una denuncia, en tanto que el 69 por ciento tardó de 58 a 120 minutos.

MP dio un trato hostil

Algunos de los titulares de los Ministerios Públicos carecieron de sensibilidad y las víctimas reportaron en repetidas ocasiones que el trato es hostil, señala el análisis de CCSJP y MUCD.

Asimismo, hay reportes de que antes de iniciar la entrevista han intimidado a algunas víctimas, incluso menores de edad. Con actitud amenazante les cuestionan sobre su dicho y de manera directa les señalan como responsables.

Para atender la denuncia por un delito sexual, el Ministerio Público le solicita a la víctima su identificación y comprobante de domicilio, en caso de no llevar, pide “que consiga los documentos y regrese”.

El 37 por ciento de las personas entrevistadas por los organismos afirmó que no se les informó su derecho de contar con asesoría jurídica pública.

El 12 por ciento relató y fue entrevistado sobre los hechos que denunció en un lugar público. Además, se solicitó en distintas ocasiones que la víctima narre los hechos, es decir, la re-victimiza.

“Cuando una víctima de sexo masculino acude a iniciar una carpeta de investigación por un delito sexual, la reacción del personal de la Unidad es intimidante, incluso han comentado que el Ministerio Público ha tenido expresiones como: sí mientes te vas a ir a la cárcel”, agrega el análisis.

Apenas en el 32 por ciento de los casos, la víctima contó con la presencia de una persona de confianza o asesoría jurídica pública al momento de su denuncia.

Mientras que el 50 por ciento de las personas entrevistadas afirma que el Ministerio Público le informó el número de su carpeta de investigación, pero sólo al 8 por ciento se le entregó una copia de su entrevista. A 48 por ciento de quienes interpusieron las denuncias le permitieron leer su entrevista antes de firmar.

No hay personal médico

La Unidad de Investigación Especializada en Delitos Sexuales no cuenta con personal médico las 24 horas para realizar los dictámenes correspondientes, por tanto, las víctimas deben acudir dentro del horario en que regularmente la médico se encuentra.

El 67 por ciento de las personas consideró que la médico legista no brindó el servicio con paciencia y calma, en tanto, el 79 por ciento nunca supo el nombre y cargo de la persona que la atendió.

Al 69 por ciento de las denunciantes no le explicaron el procedimiento para realizar el dictamen médico y al 85 por ciento de las víctimas atendidas no se le explicó el estatus de sus lesiones.

“El personal de la Unidad no cuenta con la capacitación necesaria para brindar el servicio a menores de edad víctimas de delitos sexuales”, añade.

Tampoco se explica adecuadamente el objetivo de los oficios que se entregan a las víctimas de violación para acudir al Hospital de la Mujer.

¿Qué delitos se denunciaron?

En el estado de Puebla los delitos que más se denunciaron fueron la violencia familiar, el abuso sexual, además de la violación tanto simple como equiparada, de julio a marzo 2019 y 2020, de acuerdo con el SNSP.

La violencia familiar tiene un registro de 7 mil 89 denuncias, el abuso sexual integra 607 carpetas de investigación, en tanto la violación simple agrupa 390 casos y 266 la violación equiparada.

El acoso sexual tiene 235 denuncias ante el Ministerio Público, el hostigamiento sexual sumó 61, la corrupción de menores 28 casos y la trata de personas un total de 11 averiguaciones.